Voces

¿Qué ocurre? ¿Dónde estoy? ¿Porque estoy aquí? me preguntaba mientras me levantaba del suelo, estaba en una habitación pequeña, donde solo había una silla y una ventana, no podía ver ninguna puerta, y comenzaba a ponerme más y más nervioso. Vestía extrañas ropas, una especie de bata de hospital, y escuchaba extrañas voces que murmuraban, podía oírlas a través de los muros. Una pared se abrió como si fuese una puerta, y cuatro hombres vestidos de traje y bata blanca entraron para comenzar a tomar notas:

–¿Cómo te sientes hoy? – me pregunto uno de los hombres -¿Recuerdas quién soy?

     Comencé a recordar vagamente un incidente el día anterior, varios hombres vestidos de azul me sujetaban con fuerza mientras yo luchaba por liberarme. Únicamente podía recordar eso, estaba a punto de preguntar él porque estaba ahí, cuando el cuarto comenzó a oscurecer, y un aura de color rojo brillante rodeo a los hombres en el cuarto, uno de ellos me señalo diciéndome, “debe morir” mientras los demás se me acercaban de forma amenazante, como intentando atraparme. Desperté nuevamente en el mismo cuarto, pero esta vez estaba en una cama de hospital, en la ventana había un calentador, y podía ver la puerta frente a la cama. Unos minutos después de despertar, entro un hombre vestido de azul, con un vaso de agua y unas pastillas en un cono de papel:

–Es hora de tu medicina- me dijo con cierta indiferencia, y una mirada de fastidio

–¿Quién eres? – pregunte obviamente asustado

–Solo tómala, es muy temprano como para que empieces con tus delirios

     Entonces llego a mi mente un recuerdo más, fue ese hombre quien me trajo a este cuarto cuando mis hijos me dejaron aquí, cuando mis mal agradecidos hijos me abandonaron aquí. Fue entonces cuando entendí, o más bien, recordé que era ese lugar, y él porque estaba ahí. Ya no puedo callar las voces en mi cabeza, ni puedo mantener mi mente en este mundo, eso controla mi mente, eso se apodera de mí, ya no puedo más con esta miserable vida, lo único que me queda son estas ropas y esa incomoda cama. Empujo al hombre de azul y lo saco de la habitación, abro la ventana decidido a terminar con mi suplicio, y salto al vacío esperando el final, espero que así las voces que resuenan por las noches no me sigan más después de muerto.

Imperator
Imperator

Abogado, escritor aficionado, administrador y fundador de Verum Lux.

Total Page Visits: 51 - Today Page Visits: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.